Introducción

La eficiencia energética es un importante y creciente contribuyente a la mitigación del cambio climático y, al mismo tiempo, aporta a la reducción del costo energético y da pie para la innovación tecnológica. La cogeneración es una tecnología alcanzable y atractiva en lo que respecta a eficiencia energética, mostrando también beneficios en lo que respecta a suministro eléctrico.

La cogeneración es la generación simultánea de energía eléctrica y calor útil a partir de un único proceso de consumo de energético primario. Esta tecnología engloba todos los conceptos y tecnologías en las cuales el calor y la potencia eléctrica son conjuntamente generadas por una sola unidad y utilizadas por el mismo consumidor.

Los altos niveles de eficiencia de esta tecnología se deben a utilizar energía residual como un co-producto de la generación de potencia. La cogeneración es mucho más eficiente que la producción de electricidad y calor por separado, aportando en más de 30% a la eficiencia del sistema conjunto y reduciendo el consumo de combustible en más de 50%.

Los principales beneficios de la cogeneración son:

  • Alta eficiencia energética: con menor cantidad de energía se pueden llevar a cabo los mismos procesos que se realizaban previamente.

  • Ahorro de energía primaria: si el nivel productivo no cambia, la cogeneración se presenta como una medida de ahorro de energía.

  • Eliminación de pérdidas por transmisión en la red.

  • Generación distribuida de electricidad: al generar electricidad, se podría dejar de depender parcialmente de la red principal de electricidad, y de sus precios.

  • Reducción de emisiones: al aumentar la eficiencia de los procesos, se reduce la cantidad de contaminantes generados (CO2, SO2, NOX) por cada unidad de producción.

  • Seguridad y robustez del abastecimiento energético.

  • Competitividad del mercado, por reducción de costos de producción.

Cogeneración: Simplemente Eficiente